Contactanos en Vivo:
Chat / +58 0414 4617954

Los 10 mejores pilotos de la Fórmula 1, según dice Vettel

Analizando los nombres ofrecidos por el tetracampeón alemán – Parte 3

En la selección de los diez mejores pilotos de Fórmula 1 hecha para una reciente entrevista concedida a un medio alemán por el tetracampeón mundial de automovilismo Fórmula 1, Sebastian Vettel, el alemán incluyó también a los dos corredores del equipo austríaco Red Bull Racing, Daniel Ricciardo y Max Verstappen, por sus cualidades al volante pero tambien sugiriendo que el solo hecho de competir para el team austríaco puede conferir automáticamente a cualquier piloto la distinción necesaria para incluirle entre los mejores del mundo.

Max Verstappen es el nuevo niño terrible del automovilismo y en 2017 completó su tercera temporada en la máxima categoría, lo cual ya de por sí es todo un mérito pero que en el caso del holandés incluye el hecho de tener apenas veinte años de edad.

En su tercer año completo de F-1, Verstappen se quitó un poco la etiqueta de piloto desmedido, borrascoso y excesivamente arriesgado que se ganó durante 2016, cuando protagonizó numerosos y extremos incidentes de carrera, que en una buena cantidad de ocasiones le opusieron al propio Vettel, a veces a niveles de franco antagonismo.

Justamente esa cantidad de incidentes protagonizados frente a Vettel (notable el del Gran Premio de México de 2016) ha llevado a ambos pilotos a un nivel de antagonismo tan evidente que resulta sorprendente que, pese a ello, el piloto de Ferrari le haya incluido en su ranking. Este año, en comparación, Verstappen se mostró menos borrascoso, pero todavía fue lo suficientemente intranquilo como para provocar la colisión triple en la largada del Gran Premio de Singapur de 2017 que causó su eliminación, la de Vettel y la del otro piloto de Ferrari, Kimi Raikkonen, en un choque que también representó un duro golpe a las aspiraciones del alemán de ganar su quinto título mundial y el primero con Ferrari.

Daniel Ricciardo, por otra parte, siempre ha mantenido una relación mucho más cercana y cordial con Vettel, quizá en parte porque nunca se presentó una competencia directa entre ambos.

El australiano Ricciardo se formó en las filas de la Organización Red Bull, quien tras una breve pasantía en el equipo Hispania Racing Team le transfirió al team junior Scudería Toro Rosso, donde se mantuvo hasta 2013, cuando pasó al equipo grande, al Red Bull Racing, primero en reemplazo de su paisano Mark Webber a partir de 2014 y posteriormente asumiendo en relevo del propio Vettel el liderazgo del equipo desde ese mismo año, previendo el pase del alemán a Ferrari a partir de la campaña 2015.

Algunos medios reseñan que Ricciardo superó claramente a Vettel en Red Bull durante el año en que ambos convivieron en ese equipo, pero la comparación tiene poco basamento porque ambos corredores estaban en condiciones diferentes. El alemán, claramente descontento con la poca competitividad del paquete técnico de ese año, ya estaba preparando su salida hacia Ferrari y se comprometió a hacer trabajos de desarrollo de tecnología -en detrimento de su posibilidad de conseguir buenos resultados- mientras el equipo apostaba por Ricciardo para lograr resultados en una temporada difícil dándole material ya desarrollado por Vettel y ya probado en términos de rendimiento y fiabilidad.

Sin Vettel en Red Bull, la temporada 2015 de Ricciardo fue francamente difícil y el australiano se vio incluso superado por su nuevo compañero de equipo, el juvenil prospecto ruso Daniil Kvyat, en una campaña que para el equipo austríaco fue de franca involución. Luego, el australiano mostró haber asimilado totalmente las competencias inherentes a un rol como piloto líder, siendo la bujía inspiradora que ha animado a Red Bull Racing en 2016 y 2017, resistiendo incluso la irresistible oposición de Max Verstappen, frente a quien ha sido menos vistoso y menos espectacular, pero también más competitivo y eficaz al conseguir puntos y resultados.

En los últimos meses cierta prensa ha insistido en colocar a Max Verstappen y a Daniel Ricciardo como compañeros de equipo de Vettel en Ferrari e incluso los más osados afirman que los italianos estarían bien dispuestos a reemplazar al alemán con alguno de ellos dos, pero en realidad la situación contractual de todos ellos está bastante definida. Vettel estará en Ferrari al menos hasta 2020 y los italianos han colocado ya un veto sobre el holandés Verstappen (tantos choques con Vettel han tenido bastante que ver con ello, del mismo modo en que ha influido el modo en que el holandés ha cuestionado sistemáticamente y en público a los pilotos de Ferrari) que seguirá con Red Bull Racing al menos hasta 2020. En breve debería anunciarse también una posición similar en torno a Ricciardo, cuyo contrato actual prescribe en 2018, pero a quien ya Red Bull ofreció una extensión hasta 2020 en unos términos que dejan abierto el reconocimiento a un mejor trato que el otorgado a Verstappen.

¿Hay que ser uno de los mejores pilotos del mundo para
estar en Red Bull Racing? Considerando que para llegar
al equipo grande hay que pasar por la larga cadena de
categorías promocionales armadas por la Organización
Red Bull, realmente lo que hay que analizar es el nivel
formativo que tiene este proceso

Whatsapp +58 0000 0000000


o


×
A %d blogueros les gusta esto: